Hernia discal

¿Estás interesado en saber qué es una hernia cervical y el tratamiento más adecuado para acabar con ella? En tal caso, te invitamos a seguir leyendo y a descubrir qué puede hacer la quiropráctica para conseguir una mejoría en pacientes que la sufren.

¿Qué es una hernia cervical?

El disco cervical está formado por una almohadilla cartilaginosa que consta de una parte central blanda y otra que la rodea en forma de anillo fibroso. Su función principal es la de amortiguar los movimientos que se producen en las vértebras contiguas y, además, absorber las cargas a las que está sometida nuestra columna vertebral.

La hernia aparece en el momento en que uno de los discos intervertebrales se degenera o rompe, presionando sobre una raíz nerviosa cervical. Es común que surja la lesión al cargar peso de manera inadecuada o al mantener una postura incorrecta durante un largo periodo de tiempo. Las hernias cervicales son, dicho esto, una de las lesiones más frecuentes a las que nos enfrentamos los especialistas en quiropráctica.

Hernia discal Cervical

¿Cuáles son los síntomas?

Dolor, adormecimiento y debilitamiento muscular en las extremidades, son los tres indicios más comunes entre quienes padecen una hernia cervical.
En caso de que la lesión esté ubicada entre los discos C4 y C5, generalmente se nota dolor en los hombros; entre los discos C5 y C6, se experimenta debilitamiento en el bíceps y dolor en el pulgar; entre los C6 y C7, adormecimiento y dolor hasta el dedo medio; entre los C7 y T1, dolor hacia el 4º o 5º dedo.

La hernia cervical y su tratamiento en Gracia Quiropráctica

En nuestro centro de quiropráctica ayudamos a nuestros pacientes a aliviar sus síntomas asociados a una hernia cervical mediante suaves movimientos manuales, muy precisos y seguros. La técnica utilizada es muy avanzada y enfocada a resolver la hernia discal, combinada con tratamiento con camillas de flexión-distracción para una mejor colocación del disco.

La doctora Celia Gasulla utiliza la Técnica Sacro-Occipital, la más efectiva en casos de hernias discales cervicales y lumbares. Estudiamos el caso de cada uno de nuestros pacientes para determinar cuál es el tratamiento más adecuado y, una vez terminado, comenzamos a recolocar los discos con suaves movimientos y, así, a regenerar aquellos que puedan estar desgastados o en una mala posición.

Nuestro principal objetivo es detectar en su columna la subluxación vertebral. Es decir, un desalineamiento de las vértebras que ocasionan un pinzamiento del nervio ocasionado por los tres tipos de estrés que sufrimos durante el periodo de nuestras vidas: el físico, el químico y el emocional, que afectan dañinamente a la columna. Estas son las que a lo largo del tiempo, si no son corregidas, generarán desgaste en la vértebra y, en especial, al disco, pudiendo provocar una hernia discal.

La hernia cervical y el tratamiento quiropráctico

Gracias al ajuste quiropráctico, podemos aliviar el dolor de los pacientes e incluso en un gran número de casos evitar que tengan que recurrir a tratamientos que puedan resultar más agresivos e invasivos.

La quiropráctica es una forma natural de cuidar la columna sin ayuda de medicación, evitando cualquier trauma y posible cirugía.

¡Contacta con nosotros!

En Gracia Quiropráctica te atenderá un quiropráctico especializado en hernias discales. Es la mejor manera de saber si padeces una hernia cervical y el tratamiento más adecuado para ti. Ofrecemos tratamientos específicos con los mejores resultados. En el caso de que desees que te ayudemos con tu dolencia, acude a nuestro centro quiropráctico y ponte en nuestras manos.

En Gracia Quiropráctica, importantes doctores como Celia Gasulla te atenderán de manera personalizada y determinarán cuál es el procedimiento óptimo para resolver tu hernia cervical y diferentes dolencias de columna.

¡Llámanos al número de teléfono +34 93 611 22 65 y solicita hoy mismo tu visita! La 1ª visita informativa es gratuita.