¿Qué es el vertigo?

El vértigo es una ilusión de movimiento o de giro del entorno o de uno mismo, siendo la sensación de precipitación en el vacío lo más común. Puede afectar a niños y a adultos, y la duración del mismo es variable; puede durar minutos, horas o incluso días.

Hay de dos tipos; El primer tipo, es el vértigo periférico, es el más frecuente y deviene de la afectación del laberinto (oído interno). El segundo tipo, es el vértigo central, afecta al nervio vestibular (encargado de transportar la información sobre el equilibrio desde el oído interno al cerebro).

El vértigo periférico se asocia con la pérdida de audición y presión en los oídos. El central por otra parte, se produce por la alteración de los mecanismos neurológicos del sistema vestibular, y puede ir acompañado de visión doble, inestabilidad y dolor de cabeza intenso.

¿Cómo trata el quiropráctico los vértigos?

null

La quiropráctica es de alta eficacia en esta condición de salud. El tratamiento se adecua a cada paciente, pero su principal objetivo es corregir las subluxaciones vertebrales de las cervicales altas del cuello (ligeros desplazamientos de las vértebras que pinzan los nervios raquídeos) las cuales interfieren en la transmisión nerviosa hasta los centros del del equilibrio y la propiocepción situados en el cerebro.

El quiropráctico trata el sistema nervioso por lo que es un gran especialista cuando existe un problema neurológico de este tipo. El ajuste quiropráctico va a ayudar a reequilibrarlo y liberar al paciente de los vértigos.

Los vértigos y los mareos se producen en muchos casos por afectación de los nervios que recorren los tractos neurológicos vestibuloespinal situado en el oído y en la parte c Para determinarlo el quiropráctico requiere detallar el cuadro clínico y realizar unos test neurológicos.

taller-columnavertebral
taller-primeravisita